Home / Criptozoología / Wendigo: la bestia caníbal

Wendigo: la bestia caníbal

En las antiguas leyendas nativas del norte de Estados Unidos y Canadá, existe una criatura con sed de sangre y carne humana, el Wendigo: la bestia caníbal.

Los pueblos Algonquinos, en la región de los Grandes Lagos de EU y Canadá, cuentan la historia de un ser que se volvió loco al probar la carne humana, no pudo contener su hambre y terminó transformándose en una gran bestia que deambula por los fríos bosques en busca de personas desafortunadas que terminarán en sus garras y mandíbulas.

Son varias las raíces nativas que cuentan la existencia de este ser, más notablemente en las colonias Ojibwe, Saulteaux, los Cree, los Naskapi, y los Innu. Los nativos lo asociaban con el frío del norte, el invierno, las heladas, la escasez de comida y la hambruna.

Se trata de una bestia gigante, de forma humanoide, muchas veces con una gran mandíbula como la de un caballo o ciervo, lleno de afilados colmillos, las garras más enormes que se hayan visto en cualquier animal y ojos rojos resplandecientes. Su cuerpo en descomposición, anuncia la llegada de la muerte y su insaciable sed de sangre y carne humana. 

Este ser era relacionado con otra criatura, los hombres lobo; a veces un wendigo podía adoptar forma humana pero a diferencia de los hombres lobo no podrían tener recuerdos ni consciencia misma de su condición. Cada que un wendigo comía carne humana, crecería en tamaño, fuerza y poder, pero también aumentaría su hambre insaciable por la misma.

Representación de un Wendigo en la serie Teen Wolf

Entre sus habilidades están la fuerza sobre humana, una gran velocidad, y en ocasiones se le atribuía la capacidad de entrar en los sueños de los humanos para poseerlos y causando la hambre insaciable del canibalismo.

En las leyendas, la codicia podía transformar a un ser humano en este ser que representa la sed de querer más y más sin tener un fin. Si un humano era mordido por este ser no era transformado como los hombres lobo; un humano podía convertirse en un wendigo al pasar mucho tiempo a su lado …o cuando este comía carne humana.

 

En estas mismas leyendas de nativos, también se creía en una enfermedad que llegaba a las personas durante el invierno: la psicosis por wendigo.

 

Y aunque nunca estuvo comprobado, las víctimas tenían alucinaciones, perdían el apetito, interminables nauseas y vómitos, insomnio, el imparable miedo a ser poseído por el espíritu de este ser …hasta llegar al punto de querer la probar la carne humana.

 

Acerca de Zombusiness

El portal de lo sobrenatural y lo extraño que te hará pasar un rato de terror. Zombies, Extraterrestres, Criptozoología, Paranormal, Frikie, Geek y mucho más

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *