Home / Bizarro / Masha y Dasha: víctimas de horror y experimentos

Masha y Dasha: víctimas de horror y experimentos

Los desafortunados horrores que vivieron estas hermanas, fueron causados por mentes de personas retorcidas ¿Ya conocías a estas siamesas?

Las hermanas siamesas Masha y Dasha Krivoshlyopova, nacieron en un fuerte invierno de 1950 en Moscú, después de una satisfactoria operación de cesárea. Pero no fue lo que le dijeron a la madre de estas criaturas, pues en lugar de disfrutar del llanto de sus nuevas bebés, cuando despertó de la anestesia los médicos le dijeron que sus hijas habían fallecido.

La mentira de los doctores estuvo bajo las órdenes de los investigadores médicos del gobierno soviético de Stalin. Ellos querían ponerle las manos encima a las pequeñas siamesas unidas en perfecto estado de salud, para hacer una serie de crueles experimentos humanos. En un inicio, habían acordado con la madre de mantenerlas bajo cuidado y observación total del gobierno las 24 horas; Yekaterina Krivoshlyapova aceptó siempre y cuando ella mantuviera la custodia de las pequeñas, después a base de engaños le dijeron que las siamesas habían muerto por neumonía.

Aquí inició el trágico destino de las hermanas rusas; su verdadero destino fue el Insituto de Medicina Experimental de Moscú. Ahí fueron sometidas a distintos experimentos inhumanos, tratadas como ratones de laboratorio. Los científicos estaban fascinados porque las pequeñas compartían el sistema sanguíneo pero tenían nervios separados, esto les daba ideas para sus retorcidos experimentos.

Después, las hermanas fueron llevadas al Instituto Académico de Ciencias Pediátricas Médicas en Rusia; ahí sufrieron horribles experimentos; incluyendo: envolver a una gemela en hielo para bajar su temperatura a niveles casi fatales con el fin de observar los cambios de temperatura en la otra, quemarlas, hacerlas pasar hambre, privarlas del sueño, y electrocutarlas con tiempo en metrónomo para probar sus reflejos.

Sus pulmones, corazón y actividad cerebral eran monitoreados constantemente, metían tubos en sus estómagos para monitorear sus jugos gástricos, y les tomaban muestras de sangre 3 veces al día.

En 1956 (6 años después) fueron trasladadas al Instituto Central Investigación Científica, Traumatología y Ortopedia, ahí les enseñaron a caminar y educación básica. Ahí las mantuvieron, escondidas de todo mundo en una pequeña guardería durante 8 años más.

Pero el horror no termina ahí, en 1964 comenzaron los rumores sobre una niña con dos cabezas en el Instituto. Por eso las trasladaron a una escuela para niños con problemas de motricidad en Novocherkassk, al sur de Rusia. Estudiaron ahí por 4 años, y en 1968, la tercera pierna con la que habían nacido les fue amputada con el fin de hacerlas menos notorias en público.

Tiempo después las hermanas comenzaron a tener diferentes comportamientos, siendo Masha la dominante y Dasha la sumisa. Ahí fue cuando comenzaron los problemas entre ellas. Masha abusaba psicológicamente de su hermana, incluyendo el impedimento de comenzar una relación con un chico. Debido a esto Dasha intentó suicidarse cuando ambas tenían 18 años.

Las hermanas encontraron a su madre en el año de 1985, y la frecuentaron durante 4 años, hasta que Masha rompió su relación y se alejo de ella, impidiendo a Dasha tener cerca a su madre. También les ofrecieron una cirugía que separaría sus cuerpos, a lo que Masha también se negó, quitándole la oportunidad a su hermana de tener una vida indivual.

Años más tarde, las hermanas vivirían en un asilo para retirados y veteranos de guerra, ahí dormían sobre una cama individual dentro de un pequeño cuarto en el que vivirían por 20 años. En 1988 aparecieron en un programa de televisión en donde pedían dejar el asilo que ya se había convertido en un manicomio; lograron dejar el lugar con satisfacción, fueron transferidas a otro asilo para veteranos y recibieron varios regalos del público.

En 2003 Masha caería enferma, quejándose de un dolor en la espalda. Después de 17 horas, Masha murió. Los médicos le ofrecieron a Dasha la cirugía para separarlas pero ella se negó, 17 horas más tarde murió a causa de intoxicación en la sangre por el cuerpo en descomposición de su hermana. Fueron las siamesas más longevas cuando murieron a la edad de 53 años.

Acerca de Zombusiness

El portal de lo sobrenatural y lo extraño que te hará pasar un rato de terror. Zombies, Extraterrestres, Criptozoología, Paranormal, Frikie, Geek y mucho más

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *